Vídeos

Loading...

Datos personales

Antonio Rodríguez-Insausti
(Profesor universitario) Psicólogo e investigador paranormal

martes, 23 de septiembre de 2008

La tierra plana: un romance de muchas dimensiones

Suponiendo que los OVNIS existan, ¿es posible que no provengan de un espacio exterior sino de otra dimensión, una que nuestra experiencia de un mundo con tres dimensiones espaciales nos impida entender? Los principios que existen tras esta pregunta (pero no la pregunta en sí misma), fueron examinados hace más de un siglo por un profesor victoriano de nombre Edwin A. Abbott.
En su novela 'La tierra plana: un romance de muchas dimensiones', Abbott exploró los efectos perturbadores al estar expuestos de repente a una dimensión adicional no percibida. Su libro, publicado en 1884, presentaba ideas que todavía pueden inspirar muchas especulaciones sobre ciertos fenómenos inexplicables, incluyendo no sólo los OVNIS, sino también incontables y repentinas apariciones y desapariciones, así como los llamados encantamientos.
Historia satírica que se burla de la rígida y a menudo despiadada sociedad victoriana en la que Abbott vivía. Su obra describe un mundo bidimensional cuyos habitantes son figuras geométricas planas deslizándose por una superficie plana, como monedas sobre un mantel.
No tiene palabras para describir conceptos tales como "arriba" o "abajo", y sólo pueden moverse hacia adelante y hacia atrás en el mismo plano.
Un día, una Esfera tridimensional visita "la tierra plana". Toma contacto con un habitante de nombre A. Cuadrado y le explica el concepto de un mundo tridimensional. Cuando A. Cuadrado intenta explicar a sus compañeros acerca de la tercera dimensión, es encerrado como una amenaza para la sociedad.
La Esfera tridimensional, naturalmente, desconcertaría y aterrorizaría a los habitantes bidimensionales, ya que ellos sólo pueden ver sus dos dimensiones a la vez: un trozo plano a través de su cuerpo que se hace más ancho o más pequeño a medida que la Esfera se mueve hacia arriba y hacia abajo. Los habitantes, sin conocimiento de la dimensión vertical, verían una criatura cambiando rápidamente de forma y desapareciendo al moverse por encima y por debajo de su plano. Un habitante de la tierra plana, que no hubiese visto personalmente a la Esfera, sería reacio a creer que existiese.
Las ideas que Abbott presentaba han sido tema de ciencia ficción y discusión especulativa acerca de lo paranormal desde entonces. ¿Qué ocurre si hay más dimensionoes que las cuatro a las que estamos acostumbrados, el tiempo y tres dimensiones espaciales? (no es una pregunta sin fundamento: algunos físicos sugieren seriamente que puede haber hasta veintiséis dimensiones). Si un ser o un objeto de otra dimensión pudiera pasar a la nuestra, ¿no estaría nuestra vista tan confundida como los habitantes de la tierra plana al ver la esfera?
Según esta base, se ha sugerido que los OVNIS pueden venir de otro universo con otras dimensiones para entrar y salir del nuestro. Si su viaje sólo interseccionara brevemente con nuestras dimensiones, preguntan los que creen en la teoría, ¿no aparecerían y desaparecerían con asombrosa velocidad, posiblemente recogiendo seres humanos para llevárselos con ellos, tal como sugieren los autoproclamados "secuestrados"? ¿Podrían encuentros accidentales con agujeros aleatorios en otras dimensiones, justificar gente o cosas que accidentalmente parecen desvanecerse en el aire? ¿Como "lluvias" de objetos en cielos claros? ¿Como lo que llamamos "fantasmas"? Las perspectivas son tan perturbadoras como fascinantes. El habitante A. Cuadrado de la tierra plana encontró inquietante un viaje por la tercera dimensión: "Un terror inexplicable me embargó. Había oscuridad; luego una sensación de mareo por ver lo que no estaba viendo; vi una Línea que no era una Línea; el Espacio no era el Espacio; yo mismo no era yo mismo. Cuando recobré la voz, grité de agonía: "o se trata de una locura o es el infierno". "No es ni lo uno ni lo otro", replicó pausadamente la Esfera, "es el Conocimiento; las Tres Dimensiones; abre los ojos una vez más e intenta permanecer firme".

No hay comentarios: