Vídeos

Loading...

Datos personales

Antonio Rodríguez-Insausti
(Profesor universitario) Psicólogo e investigador paranormal

domingo, 11 de abril de 2010

Hombres Lobo

Conocido también como licántropo, el hombre lobo es una criatura legendaria presente en muchas culturas independientes a lo largo y ancho del planeta. Se ha dicho de él que es el más universal de todos los mitos (probablemente junto con el del vampiro), y todavía en la actualidad, son muchos los que creen con firmeza en la existencia de hombres lobo (o de otras clases de "hombres bestia").
En el folclore y la mitología, un hombre lobo es una persona que se transforma en lobo, ya sea a propósito utilizando magia o involuntariamente, a causa de una maldición o de otro agente exterior.
Gervase de Tilbury, cronista medieval, asoció la transformación con la aparición de la luna llena, pero este concepto fue raramente asociado con el hombre lobo hasta que la idea fue tomada por los escritores de ficción moderna. La mayoría de las referencias modernas están de acuerdo en que un hombre lobo puede ser asesinado si se le dispara una bala de plata, aunque esto es producto de la narrativa moderna y no aparece en las leyendas tradicionales.
Nadie sabe con exactitud cuándo se originaron las leyendas sobre hombres lobo. Puede que se trate de una superstición tan antigua como la humanidad misma, originada como explicación de diversas patologías.
Causas de conversión: Ingerir ciertas plantas vinculadas tradicionalmente con los lobos y la magia negra. / Beber en el mismo lugar donde antes lo hubiera hecho un lobo. / Cubrirse con la piel de un lobo. / Dormir desnudo a la luz de la luna llena. / Usar una prenda hecha de piel de lobo. / Adquirir la capacidad de transformarse en lobo mediante magia y sortilegios. / Ser el séptimo hijo varón de una familia y no ser bautizado. / Ser mordido por otro Hombre Lobo. Esta última forma era la más común.
Cómo se originó... Se ha propuesto una teoría reciente para explicar los episodios de Hombres Lobo en Europa durante los siglos XVIII y XIX. El cornezuelo, que causa cierto envenenamiento por ingestión, es un hongo que crece en los lugares donde hay granos de centeno en temporadas húmedas, después de inviernos muy fríos. El envenenamiento de cornezuelo normalmente afecta pueblos completos o por lo menos las áreas pobres de los pueblos, y provoca alucinaciones, histeria masiva y paranoia, así también como convulsiones y en algunas ocasiones la muerte (el LSD se deriva del cornezuelo). El envenenamiento por consumo de cornezuelo se ha propuesto como causa de los individuos que creían ser un hombre lobo, o de todo un pueblo que creyó haber visto a un hombre lobo.
Como la mayoría de los intentos de usar la ciencia moderna para explicar creencias religiosas y folclore, esta teoría es controversial e insatisfactoria. Por ejemplo, no explica el porqué de los brotes de histeria sobre brujería y las leyendas de transformaciones en animales que existen alrededor del mundo, incluyendo en lugares donde no hay cornezuelo de centeno. La histeria y la superstición han existido a través del mundo por toda la historia registrada, y, generalmente hablando, el envenenamiento por consumo de hongos no es la razón de todos estos acontecimientos.
Similarmente, otros investigadores modernos han intentado utilizar condiciones tales como rabia, hipertricosis (crecimiento excesivo del pelo sobre el cuerpo entero) o porphyria (un desorden enzimático con síntomas que incluyen alucinaciones y paranoia) como explicación para la creencia del hombre lobo, aunque los síntomas de esas dolencias no emparejan completamente con el folclore o la evidencia de los episodios de histeria colectiva.
También existe un raro desorden mental llamado licantropía clínica, en la que la persona afectada tiene una creencia ilusoria de que él o ella se está transformando en otro animal, aunque no siempre es un lobo o un hombre lobo.
Otros creen que las leyendas de hombre lobo nacieron como parte del chamanismo y tótems animales en las culturas primitivas basadas en la naturaleza. El término "teriantropía" ha sido adoptado para describir un concepto espiritual en el que el individuo cree que él o ella tiene el espíritu o alma, en su totalidad o en parte, de un animal no-humano.

viernes, 9 de abril de 2010

El Triángulo de las Bermudas

Una zona rodeada por una línea imaginaria que va desde Florida a las Bermudas y Puerto Rico para retroceder otra vez hasta Florida, es el Triángulo de las Bermudas, un lugar donde se han sucedido muchas desapariciones misteriosas de aviones, buques y personas. Quizá uno de los incidentes más extraños aconteció durante un breve vuelo a la isla de Gran Turco, en las Bahamas...
Mientras Helen Cascio pilotaba se 'Cessna 172' y se aproximaba a la isla, la torre de control le facilitó las instrucciones de aterrizaje. Sin embargo, Helen no respondió, aunque el canal de la radio de la mujer estaba abierto. Los operadores de la torre escucharon a la piloto decirle a su único pasajero: "He debido hacer alguna falsa maniobra. Ésta debería ser Turco, pero ahí no hay nada. No hay aeropuerto. No hay casas. No hay nada...".
Los controladores continuaron frenéticamente intentando entrar en contacto con la piloto, pero resultaba obvio que Helen no los oía. Lo último que escucharon fue: "¿No hay manera de salir de esto?". Nunca se encontró la menor huella del avión, ni de la piloto o del pasajero.
Las explicaciones que muchos investigadores han dado para las desapariciones en el Triángulo van desde secuestros por parte de piratas modernos a simples errores humanos. También existen algunas especulaciones respecto a que esa zona esté situada por encima de un remolino o un agujero en el océano que se traga a los navíos o aviones lo suficientemente infortunados para pasar exactamente por encima.
Otras hipótesis barajadas sostienen que partes de la Atlántida se encuentran debajo del Triángulo de las Bermudas. Unas legendarias pirámides, construidas por los Atlantes como fuentes de energía, podrían funcionar de manera esporádica y perturbar la comunicación de los barcos y aviones, así como sus sistemas de control.
Naturalmente no falta la versión extraterrestre, donde los alienígenas, de alguna manera, conseguirían trabar el campo magnético del Triángulo capturando especímenes humanos y artefactos mecánicos para sus propios propósitos de investigación.
Ante todo este maramagnum de ideas, teorías y ocurrencias, resulta pues obvio que nadie sabe, ni tan solo remotamente, lo que de verdad ocurre en la zona, aunque es evidente que algo pasa, aunque no por ello sea algo misterioso... o quizás sí, pues para acabar, aunque siempre se han difundido más los casos de desapariciones en el Triángulo de las Bermudas, también son notorios los casos de naves que han aparecido en esa zona. Por ejemplo, en julio de 1975, Jim Thorne, miembro de un grupo de investigaciones oceánicas a bordo del buque New Freedom, fotografió una deslumbrante tormenta eléctrica por encima del Triángulo. Al examinar la película revelada, quedó perplejo al ver una clara imagen en el horizonte de un tipo de velamen que debía pertenecer a un antiguo navío con aparejo en forma de cruz pero durante la tormenta, pudo asegurar que allí nunca hubo nada.